domingo, 26 de junio de 2016

Mientras dormimos nos resetean el cerebro

Publicado por La Pequeña Saltamontes en 10:34
Es cierta esa sabia frase que, a veces, te dicen después de haber tenido un día de mierda: " Tranquila, vete a la cama, descansa, mañana lo verás todo de otra manera".
Y es cierto joder, al día siguiente te levantas, el problema sigue estando ahí, pero la mayoría de las veces tu perspectiva sobre el mismo ha cambiado y ya no te parece tan grave o tan angustioso.
Que guay! ¿verdad?. ¿Pero no os ha pasado a veces todo lo contrario? Irte a dormir después de haber tenido durante ese día una buena idea para llevar a cabo, o sentir motivación e ilusión por algo, y al día siguiente despertar y darte cuenta de que esa gran idea ya no lo es tanto, o que esa ilusión ha caído estrepitosamente traspasando las capas de la Tierra y llegando al núcleo central de la misma para acabar ardiendo.
Bueno, pues hoy me ha pasado, lo que voy a contar es una chorrada monumental pero viene a ilustrar lo que os he explicado.
Hoy me he puesto minifalda, muy mona, de estampado de flores, me he mirado las piernas en el espejo del baño, mientras oía una canción molona que estaban poniendo en Europa FM a todo volumen, y he pensado: "¡Eyy tus piernas no están mal! Si estuvieran más tonificadas y tu culo no estuviera tan caído, tendrías tipazo!".  Pensado y hecho, he buscado en youtube videos para tonificar piernas, reafirmar glúteos, he pillado mi agenda y he escrito mi planificación de ejercicios para los próximos días: hacer sentadillas, subir a pie los 4 pisos que me llevan a mi casa en vez de utilizar el ascensor, bla bla bla, bla bla bla. 
Motivada al 100 %, qué digo!, al 200 % (si existe). 
He comido, y me he acostado a hacer la siesta. Craso error. Una hora. Una hora. Una hora. Sólo he dormido una hora, 60 minutos joder. 
Me he levantado, y no había rastro de motivación, pensar en subir los 4 pisos por las escaleras se me hace una montaña como si lo que tuviera que subir fuera el Everest, sentadillas ¿para qué?... 
Si hasta me había hecho una foto de perfil de mi culo, para compararla 30 días después de haber estado haciendo los ejercicios diarios. 
Y yo me pregunto, no habrá, por una casualidad, un bichito debajo de nuestro almohada, que cuando nos quedamos dormidos, se cuela por dentro de nuestra oreja hasta llegar al cerebro y hacernos un reseteo???
¿Tiene la culpa Europa FM y la música buen rollera en general que nos hace subirnos los ánimos al máximo para luego encontrarnos cara a cara con la realidad?.
Alé, ahí os lo dejo.
Besitos guapas



1 comentarios:

Angie R M on 6 de julio de 2016, 10:04 dijo...

Wau, eso de que un bichito se meta dentro de mi cabeza me va a dar pesadillas...
A mí también me ha pasado. Yo tengo una teoría y es que según lo que sueñes esa noche (aunque no recuerdes el sueño, siempre se sueña), te despiertas de mejor o peor humor. También la siesta es un roba energía, lo tengo comprobado, cada vez que duermo siesta me levanto fatal y sin ganas de nada :S
Pero no pierdas la idea, seguro que vuelve a motivarte!! (y sí, yo creo que las canciones también influyen, jeje).
Besitoss

Publicar un comentario en la entrada

 

Independent Girl Copyright © 2010 Design by Ipietoon Blogger Template Graphic from Enakei